Arnoldo

Es bueno volver a casa

Por Arnoldo

Acabo de empezar a estudiar Mecatrónica, llevo apenas un semestre y ahora entiendo perfecto qué es ser estudihambre. No es que mis papás no me den dinero ni que pase hambres, de hecho estoy muy agradecido con ellos porque hasta me dieron el Yaris, pero sí hay muchas cosas de las que me privo por no pedirles más dinero, no quiero abusar y prefiero organizarme. Como no tengo experiencia laboral porque apenas voy empezando la carrera, es difícil encontrar trabajo, así que no tengo un ingreso extra que me permita hacer todo lo que quiero; mi única opción es administrar lo mejor posible mi mesada.

Hasta hace un semestre, creía que lo mejor que me podía pasar en la vida era mudarme a estudiar a otra ciudad y ser independiente. Ya me di cuenta que no es así. Obviamente me encanta la libertad que tengo al vivir fuera, porque puedo salir a donde quiera sin pedir permiso ni rendir cuentas, pero la verdad es que ya aprendí a extrañar y valorar todo lo que tengo en mi casa con mi familia. Estando lejos pude darme cuenta de lo mucho que los quiero y entendí que sí me hacen falta.

Cuando llegué de vuelta a casa me sentí como en una película de esas típicas en que el hijo regresa de la universidad y todo es amor y dulzura. Mis papás me recibieron con los brazos abiertos (de hecho mi mamá lloró de felicidad al verme y yo tuve que aguantarme la lagrimita para no llorar frente a ella), mis hermanas brincaron de emoción y se pusieron a jugar conmigo y con el perro (después de que se puso a correr como loco por toda la casa porque estaba muy contento). ¡Qué padre es estar en casa!

 

Comparte esta aventura

Déjanos tus Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SHARE

Es bueno volver a casa