Arnoldo

Misterios resueltos

Por Arnoldo

Como les conté la última vez, estoy decidido a explorar esta ciudad a fondo, con todos sus lugares interesantes y hasta secretos. Así fue como me topé con mi primer misterio. Una noche, después de haber pasado encerrado estudiando y haciendo tareas, quise salir a dar una vuelta en mi Yaris por el Periférico. Esto es algo que normalmente hago. ¿Por qué? Porque es extenso, casi casi se trata de ir derecho y a veces me gusta acelerar, pero sobre todo porque en varias zonas de este camino se pueden ver paisajes impresionantes de la ciudad. Esa noche, en cierto punto del recorrido, vi una estructura enorme en la lejanía. No sabía que era, porque además brillaba en colores cambiantes, pero era hipnótica.

En ese momento no quise ir a descubrir de qué se trataba. Ya era tarde y debía regresar a dormir si quería levantarme temprano para ir al gimnasio. Sin embargo, no pude quedarme con la duda mucho tiempo. La siguiente noche fui directo al punto en el que vi la torre y esta vez salí de periférico para ir en su dirección, me metí entre varias calles creyendo ir correctamente hacia la torre de luces, pero me perdí y tuve que usar el sistema de navegación para volver a casa.

Guiado por la necesidad de resolver el misterio y por la idea de usar de nuevo ese sistema, traté de utilizar este último para encontrarla. Fue un par de días después que usé la aplicación para desplazarme por la zona en busca de una estructura grande que aparentemente brillaba. Sin resultados, encontré hospitales y universidades por la zona, pero ninguno con luces de colores que se encendían por la noche.

Comparte esta aventura

Déjanos tus Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SHARE

Misterios resueltos