Carolina

¡Me vuelvo loca! (En el buen sentido)

Por Carolina

En mi negocio nos dedicamos al maquillaje para eventos. Preparamos a novias y damas de honor, actores para obras de teatro, artistas para conciertos y muchas cosas más, pero cuando te piden que seas la encargada de preparar a 150 personas como zombis para un desfile, sabes que tienes que ponerte las pilas de verdad o te van a comer viva (literal).

Mi Camry tiene una cajuela amplia, ideal para cargar con todas mis herramientas de trabajo, con todo lo extra necesario para el maquillaje y caracterización de todos los marchantes. El resto fue poner toda la energía, el empeño y la creatividad para tenerlos a todos listos a la hora que tenían que estar para el desfile. Afortunadamente lo logramos y hasta nos sobró el tiempo para caracterizarnos nosotras mismas.

Cuando llegué a mi casa, le saqué un susto y muchas risas a mis niños y mi esposo; esa fue mi parte favorita del día.

Comparte esta aventura

Déjanos tus Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SHARE

¡Me vuelvo loca! (En el buen sentido)