Vicente

Me encanta ser abuelo

Por Vicente

Soy un hombre muy familiar. Mi familia es el motor de mi vida. Siempre he estado enamorado de mi esposa y me hace feliz estar con ella, pero esa felicidad y ese amor creció de manera exponencial conforme iban naciendo mis hijos. Después, con la llegada de mis nietos me convertí en una persona aún más feliz y más agradecido con la vida y con mi esposa porque gracias a ella tengo esta hermosa familia. Los pequeños son la nueva fuerza que mueve mis días. Cada vez que me dicen “Abuelo” mi corazón se acelera de emoción y me siento el hombre más afortunado.

No es por alardear pero me considero un buen abuelo. Lo digo porque se nota que mis nietos me quieren mucho, casi tanto como yo a ellos. Siempre se ponen contentos cuando me ven y nunca se quieren regresar a sus casas por lo bien que la pasamos. Jugamos mucho y les cuento mis historias de cuando era niño. De verdad atesoro esos momentos que disfrutamos juntos llenos de risas y alegrías. Por eso me encanta hacer pijamadas con ellos. Esa palabra me la enseñaron ellos, yo sólo decía “quedarnos a dormir” y ellos me enseñaron que se dice “pijamada”.

El fin de semana pasado tuvimos una de esas grandiosas pijamadas. El viernes saliendo del trabajo fui a comprar todo lo necesario en mi Avanza Cargo y el sábado temprano mis hijos los dejaron en la casa. Fuimos a comer, al parque, al cine y luego jugamos juegos de mesa. También hicimos casas con sábanas y contamos historias y chistes. Fue algo que nunca olvidaré. ¡Ser abuelo es lo máximo!

Comparte esta aventura

Déjanos tus Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SHARE

Me encanta ser abuelo